Naci en Vigo  en 1959 y mi primera guitarra me la rompió mi primo Julito en la cabeza cuando tenía 6 años. Este no fue motivo suficiente para truncar mi vocación musical y a los 10 años formaba parte de una caótica rondalla y un coro de voces angelicales en los Jesuítas de León.
 

A los 14 estaba en Madrid y mi interés por la música y los Rolling Stones iba en aumento, así que me hice con una eléctrica con la que imitaba a mis ídolos y ponía nerviosos a mis vecinos.
 

Llegan los 18 y Yes, Génesis, King Crimson, Mahavishnu y el jazz eran parte importantísima de mi vida... también las clases de guitarra y armonía, que compagino con amigos y juergas en la Facultad de Geología donde, no sé por qué, me regalaron un título que llegué a utilizar lo justo para ganar algo de dinero y hacerme con un pequeño equipo de grabación.
 

Y de pronto ocurrió algo inesperado: mi amigo Pepe se compró ¡¡un ATARI!! Había nacido el protocolo midi. Me hice con esa máquina, un "sinte" , una caja de ritmos y un sampler que sembró de "ooohs" y "aaahs" los estudios de TVE en Prado del Rey, donde empecé a trabajar en las músicas que se hacían para el programa "Los mundos de Yupi".

Después vinieron no pocos cortometrajes, dibujos animados, medleys y temas para discográficas; publicidad cutre y no tan cutre, sintonías y cortinillas para TVE, Canal +, Tele 5, Canal 9 y unos cuantos trabajos más que me sirvieron para mejorar mi equipo y aprender el noble oficio de la composición por encargo.

Ya en 2001 me asocio con Maria Victoria Montalvo (ex directora de marketing estratégico de Sony Music y Universal y, además, mi señora esposa) para montar Agmúsica, una productora de contenidos musicales de todo tipo: los primeros tonos que sonaron en los móviles (Amena, Movistar, Vodafone, Orange...), versiones de lujo para un karaoke de Bizak, un disco para Imaginarium... sin dejar nunca los audiovisuales.

En 2007, cuando la crisis no había enseñado aún su cara más salvaje, decidimos "invertir" en la producción de un disco formado por los temas que yo componía entre encargo y encargo. Un capricho. 18 músicos excelentes, cuatro estudios, masterización en Sterling Sound de New York... Así nació "El baile de los vencejos". Un antes y un después.

 

Mucha música desde entonces. Mucho trabajo. Nuevos proyectos, como el musical infantil “¡Hoy es mi cumple!” con el que inauguramos nuestra aventura teatral, que continuará en breve.

Hasta llegar a 2017. "Retrato de mi madre" para cello y piano, recibe el primer premio del Concurso de Composición Franz Liszt Foundation y se estrena en Turín (Italia). Miguel Baselga estrena "Tres cuentos lidios" en el palacio de Cibeles de Madrid y, después, graba “Cinco cuentos lidios", mi nuevo CD que se presentó el 21 de noviembre en la sala Manuel de Falla de Sgae.


Y sigo trabajando...

 Manuel Comesaña consigue un excepcional resultado a partir de la música clásica y el jazz     ABC Madrid

 Comesaña, un compositor innovador alejado de cualquier estereotipo  

 Ideal de Granada

 Podem asegurar que la música de Manuel Comesaña, encara s'ha de descobrir 
 iCat